Paula. Por Hipocrit

PaulaVip.com

FECHA DE LA EXPERIENCIA: Junio/2007
NOMBRE DE LA CHICA: Paula
WEB: www.PaulaVip.com
DIRECCIÓN: Apartamentos Luxtal
TELÉFONO DE CONTACTO: Ver Huev

TARIFAS APLICADAS: Por todo un sueño + 30€ habitación + Comida (ver Huev)

DETALLES DE LA CHICA: Española (catalana), edad 35, altura (metro setenta) cabello (rubio) constitución (Alta y delgada) tatoos & piercings (no) fumadora (no se) sexo(encantador) carácter (ideal, alegre, divertida, dulce, habladora…….)

PUNTUACIONES DE LA CHICA: cara B, físico en general mb, pechos como me gustan pequeños, culito delicioso, trato perfecto, francés E, trajineo E, implicación EE y valoración global EEE. ¿Repetirías? (¿Apuestas en contra?)

EXTRAS SEXUALES: francés sin (si) besa (intensamente) griego (No lo se pero seguro que si) temática sado (NO) masajitos previos y/o posteriores (Siiiii)

 Portero: Si, hay que pagarle la habitación

Aromas: Chocolate

INTRODUCCION

Esta historia empezó un viernes, mientras observaba los anuncios de Loquo, vi uno en que se me invitaba a redactar mis inquietudes y contárselas A UNA CHICA. PAULA.

Era muy tentador, la escribí, me presente como forero y la remití al foro para conocerme mejor.

Le conteste pidiendo una cita para el jueves de la siguiente semana.

Jo, lo que había hecho, en los tres días de fiesta del fin de semana no pensaba en otra cosa.

Cuando llega el martes, estoy como un toro en la puerta de chiqueros, y empiezo a enviarle mails solicitando detalles.

Con ingenio y escuetez las va soltando con un cuentagotas, yo ávido de noticias lo voy percibiendo como un fuego percibe la gasolina.

Cada vez estoy más nervioso, y divertido con sus respuestas.

Finalmente Paula me llama, su voz, su simpatía y su capacidad de seducción hacen estragos en mi integridad.

Ella me dice que esta muy nerviosa por las expectativas que esta generando el encuentro.

Si ella esta nerviosa, lo mío debe ser ya cosa de un paranoico.

 Yo ya cuento los segundos que faltan uno a uno, para más INRI a los mail hay que añadir ahora los Sms que Paula me manda diciendo que ella también esta contando el tiempo que falta.

 DIA DE AUTOS

 Llegó el día. Los segundos pasan de uno en uno, siguen llegando SMS, voy a comprar una caja de bombones ya que siendo la cita al mediodía los cruasancitos no proceden y Paula me pidió que sobre todo no llevase chuletitas de cordero.

A las 13:15 mando el último SMS… “Voy para allá”.

Aparezco en Luxtal, llego yo antes me ubican en una salita, a los 2 minutos llega ella.

La escaneo rápidamente, es alta, delgada, con cara achispada maquillada con una sonrisa.

Viste un vestido que resalta su feminidad, nos cogemos de la mano nos damos un beso nos sonreímos, pero esa habitación es muy pequeña solo tiene dos silloncitos.

-¿No podemos pedir otra? -digo-.

-Claro vamos.

Nos asignan la habitación Selva (Verde).

EN LA SELVA

Una vez el la habitación le doy los Bombones, los abre con gran deleite hasta conseguir acceder a uno,

-“Hummm que bien me encanta, voy a hacer marranaditas con ellos” -dice-

-“¿Marranaditas, que habrá querido decir?” pienso.”¿Será que los chupa todos a la vez?”.

Empezamos a hablar, sintonizamos muy bien nos acercamos cada vez más, ella me quita la americana y la corbata (Me había vestido así para estar elegante para ella) no suelo llevarla.

Nos seguimos susurrando, acariciando, besando. El Jefe se pone de pie y grita “Otra vez nooooo”, Ella lo debe haber oído porque me invita a pasar a la ducha.

Mientras me ducho ella dobla mi ropa y enciende unas velitas aromáticas. Una vez limpio y aseado, regreso, ella me espera en ropa interior y la sonrisa puesta, nada de tangas, un sujetador y un coulotte “Oooooooh igual que en mi experiencia ideal”.

Reemprendemos las caricias de forma suave, nuestros dedos se convierten en plumas, los labios besan pequeños y estimulantes soplidos y en la medida en que nuestra piel se estremece y eriza ante tal sensibilidad aumentamos las intensidades y actuamos como si el guión estuviese escrito, con una habilidad inusual en mi, le quito el sujetador, dejando libres 2 peritas pequeñas como a mi me gustan, además están dulces, sabrosas y frescas.

Todo en su momento adecuado parecemos dos amantes de película los movimientos son sincronizados y acompasados yo recibo siempre lo que me apetece sin precisar dar indicaciones. Y dentro de ese juego erótico y sensual y como si formase parte del guión ella empieza sus “marranaditas”, coge un bombón, lo estruja y con el calor se deshace y unta al jefe de chocolate, que sorprendido esta eufórico de placer.

Ella empieza a tomarse el chocolate, yo decido hacer lo mismo y unto la vagina con un bombón. Nos tomamos nuestros bombones con toda naturalidad.

Las sabanas parece que han sufrido una sesión escatológica, reímos con ello y seguimos nuestro lance, con nuevas posturas y sensaciones. En un momento agarra al jefe lo utiliza para frotarse con él.

Al jefe le parecía estar en el dragón Khan riendo de mareo y placer. Y como estas muchas más, lleno de detalles sutiles, ingeniosos y novedosos, que convirtieron la experiencia en algo más que sensacional.

Cuando el jefe iba a disparar el chupinazo de fin de fiesta, ella se dio cuenta y lo silenció con su boca ayudándolo rítmicamente a que disparara todos sus cohetes.

De contentos que estábamos el jefe y yo parecíamos una misma persona, nos sentimos durante unos momentos muy unidos el uno al otro.

Poco a poco nos fuimos recomponiendo sin prisas, hablando, riendo y hablando nos fuimos vistiendo. Luego salimos juntos a comer, fue una comida muy divertida agradable y amena en la que hablamos con total franqueza y solo callábamos para no escandalizar al camarero, se nos pasaron las horas, hasta tres. Ella me dijo si quería volver a Luxtal, era una invitación muy tentadora, pero yo había bebido vino en la comida lo que podía producir un gatillazo además de que estaba faltando en el despacho, así que para conservar el recuerdo dije que no, con gran dolor de mi corazón porque las ganas me podían, así que aguante las protestas del jefe y nos despedimos cariñosamente sabiendo de antemano que volveríamos a quedar. Me costo mucho decirle adiós.

En mi cabeza trato de conservar todos los detalles de este encuentro maravilloso. Por la noche cuando regreso a casa veo un correo suyo que espero que no le moleste que lo transcriba.

“Poques vegades he pogut gaudir de la companyia d´un home tan especial com tu, i per això volia donar-te les gràcies per una estona maravellosa que se m´ha fet curta, gràcies per la teva atenció, gràcies per la teva complicitat, per la teva juguesca, pel teu savoir faire, per la teva dolçor. Ha esta un autèntic plaer poguer compartir amb tu aquesta estona de riures, de “marranadetes” (jejeje) i de autèntic joc imaginatiu.
Amb molt de carinyo i una miqueta de xocolata…Paula”

“Pocas veces he podido disfrutar de la compañía de un hombre tan especial como tú. Por ese motivo, quería darte las gracias por un rato maravilloso, que se me hizo corto.

Gracias por tus atenciones, por tu complicidad, por tu juego, por tu “savoir faire”, por tu dulzura.

Ha sido un autético placer poder compartir contigo este tiempo de risas, de “marranaditas” (jejeje) y de auténtico juego imaginativo.

Con mucho cariño y una pizca de chocolate…Paula”

Con lo cual ya puedo decir que mi expe ideal (Verla en cada maestrillo) ha sucedido. Y mi vanidad esta por la nubes.

Nota de cata:

Este es un caldo de los que sabemos que son buenos de antemano al que ni sobra ni falta nada, equilibrado en todos sus aspectos, color, sabor y aromas.

Notable intensidad de color. Limpio. Color granate intenso y algún matiz violáceo.

Aroma:

Potentes aromas de carácter varietal, dominando la serie de los frutos rojos: mora, frambuesa, así como algunas notas a flores azules como la violeta. Armonizados en segundo plano con matices de la crianza en: vainilla, Chocolate, canela o clavo.

Gusto:

Vino de notable cuerpo, untuoso, equilibrado y cálido. Largo y complejo paso de boca, con un final consistente y lleno de sensaciones románticas retronasales de excelente calidad y originalidad.

Hipocrit